BLOG: Pareja y Familia
10 frases que no debes decirle a tu hijo

La Psicóloga Svetlana Merkulovano nos dice que una simple frase pronunciada sin pensar puede llegar a afectar la salud mental de un niño, tal vez sean frases que nos decían de pequeños, sin embargo, es necesario elegir cuidadosamente las palabras para comunicarnos con nuestros hijos y no provocarles algún daño.

Aquí 10 frases que nunca debes decirle a tus hijos.

 

Tu hermana tuvo 10 en el examen y tú 8

Al crecer, tu hijo seguirá comparándose con otros y nunca confiará en sus logros.

 

Cuando yo tenía tu edad me iba muy bien en la escuela

Esta frase puede tomarse como que el niño nunca superará a sus padres, haga lo que haga.

 

 Si te portas mal ya no te voy a querer

A lo largo de su vida buscará como satisfacer las necesidades de los otros y no las suyas.

 

No me avergüences

Estos niños van a buscar que los demás vean como son en realidad y cuando finalmente obtienen la atención que quieren se esconden.

 

Nunca haces nada bien

Si algo no les sale bien, no lo insultes, aliéntalo a intentarlo de nuevo.

 

¡Sabía que no debía tener hijos!

El decir este tipo de palabras hará sentir al niño como un error y no como un niño amado, lo alejaras de ti.

 

Eres igual a tu padre (o madre)

Esta frase deja ver la mala relación entre los padres y contamina al niño, pues no sabrá qué modelo seguir.

 

 Si no te comes la sopa serás tonto y débil

Una frase completamente manipuladora, una expresión como esta puede desarrollar miedos infundados y/o desórdenes alimenticios.

 

¡Vete a tu cuarto, que no te quiero ver!

El niño tendrá un sentimiento de culpa ante sus padres y con el tiempo sentirá constantemente el rechazo de los demás.

 

Deja de hacer preguntas tontas

Recuerda que son niños y ninguna pregunta es tonta, ellos solo están explorando el mundo y recurren a sus padres para calmar su curiosidad.

 

En ocasiones se creé que hacemos sentir mal a los niños con palabras ellos acatarán las reglas, aunque esto puede ser todo lo contrario ya que se puede portar peor.

No te puedes perder...

Historia de Derek Redmond (Reflexión)

¿Por qué no volvemos?

Carta de un hombre a su ex esposa

Los Amantes (Poema)

Comentarios