web
analytics
BLOG: Pareja y Familia
Ideas divertidas para recibir el año

Celebrar el año nuevo no necesariamente tiene que ser un festejo solemne como la navidad, a diferencia de esta, aquí podemos hacerlo más divertido para darle la bienvenida al año con la mejor actitud.

Te compartimos algunas ideas para recibir el año con la familia y que cada uno de los miembros se divierta, además de crearle a los niños recuerdos lindos de estas celebraciones.

 

Maracas

Si no tienes maracas puedes hacer unas y te pueden ayudar tus hijos, sólo necesitas botellas de agua vacías y llenarlas de granos de arroz, piedritas o frijoles. Con estas maracas pueden sonarlas minutos antes y después del año nuevo.

Accesorios

Puedes comprar o hacer accesorios divertidos para tomarse muchas fotos, ya sean pelucas, lentes enormes, serpentinas, bufandas de plumas, etc.

 

Globos sorpresa

Para dar la cuenta regresiva, escribe en papelitos actividades para realizar antes de que termine el año, colócalos en los globos y dáselos a tus hijos que los truenen y descubran que actividad hacer.

¡Hecha a volar tu imaginación!

 

Cápsula del tiempo

Esto puede ser el comienzo de una bella tradicional familiar cada año.

Decora una pequeña caja de zapatos u otro contenedor con una tapa, pídele a los miembros de la familia que escojan un objeto, fotografía o algo que sea especial para ellos, ¡Ojo! Procura que tus hijos no coloquen objetos que más adelante van a extrañar, ya que esta capsula la van a dejar cerrada en un lugar especial y hasta el siguiente año más revisarla y recordar.

 

Metas (Propósitos)

Ayúdales a escribir sus propósitos para el siguiente año, de una forma divertida, lo pueden hacer en una cartulina o papel bond, colores y/o pinturas, esto lo pueden hacer un día antes para que no vayan a ensuciarse.

 

 

La idea es pasar una noche agradable en familia, recibir el año lleno de amor y diversión.

No te puedes perder...

¿Qué hacer si estás en el Metro y hay un sismo?

Actitudes que dañan una relación

10 frases que NO debes decirle a tu hijo

Los perros y el camino hacia el Mictlán