Pequeño de 6 años celebra que venció al cáncer de una manera muy especial

Heber, un pequeño de 6 años originario de Gómez Palacio, Durango, celebró de una manera muy especial el hecho de haber superado el cáncer con el cual luchaba, pues con el apoyo de su familia, el menor viajó a bordo de una camioneta que se encontraba adornada con globos de colores y con letreros en donde se podía leer que había tenido su última quimioterapia y que había vencido a la enfermedad.

Pequeño de 6 años celebra que venció al cáncer de una manera muy especial

La historia que fue compartida en la cuenta de Facebook de Karen Yuliana Flor, mamá de Heber, rápidamente se viralizó por lo emotivo de la situación, y es que de acuerdo a diversos medios, la camioneta salió de la Unidad Médica de Alta Especialidad #71 del Instituto Mexicano del Seguro Social ubicado en Torreón, Coahuila.

En las imágenes compartidas se observa a Heber sonriendo, mientras posa a lado de un pequeño camión de redilas con muchos globos de colores y con un par de letreros en donde presume que “Gracias a Dios venció al cáncer”.

La publicación que hasta el momento ha sido compartida en diversos perfiles, ya acumula más de 887 reacciones y diversos comentarios en donde lo felicitan por ser todo un guerrero, y es que inclusive en uno de ellos se puede leer que más gente desea celebrar con la familia el hecho de que Heber haya recuperado su salud.

Tema de interés: Presunto asesino de Athos y Tango seguirá su proceso en libertad

Reflexión: Historia de Derek Redmond

La historia de Derek Redmond te hace reflexionar sobre nunca abandonar tus metas por más obstáculos que se presenten o por más duro que sea.

Aquí su historia.

Eran los Juegos Olímpicos de verano en 1992 en Barcelona, Derek participaría en la carrera semifinal de 400 metros lisos, era el favorito del público para ganar la medalla de Oro.

Derek se había preparado casi toda su vida para ese momento, incluso tuvo que someterse a 5 cirugías en el tendón de Aquiles.

La carrera comenzó y justo a 175 metros de la meta Redmond sintió un tirón en el tendón de la corva y se desplomó al piso con un gran dolor.

En la pista apreció el personal médico para auxiliarlo, pero a pesar del dolor Derek logró ponerse de pie y continuar la carrera, aunque fuese cojeando.

Su padre estaba entre el público y al ver a su hijo en problemas se abrió paso y salto a la pista, para ayudar a su hijo.

P- “Aquí estoy, hijo. Deberías parar. No tienes nada que demostrar”.

D- “Tengo que terminar esto papá”

P- “Entonces, vamos a terminarlo juntos”.

Su padre lo abrazo y le ayudo a terminar la carrera, juntos cruzaron la meta ovacionados por las 65 000 personas que se encontraban en ese momento.

Sin duda alguna Derek es un ejemplo de perseverancia y fortaleza, por otro lado, su padre es el ejemplo de que los padres siempre estarán para apoyar a sus hijos.

 

Te compartimos el video de esta historia.