web
analytics
EN EL CENTRO
La cerveza engorda ¿esto es un mito o una realidad?

Muchos son los mitos que existen acerca de la cerveza, que si engorda, que si es mala para la salud, que si la pancita chelera, sin embargo, a todos los que gustan de beber esta deliciosa y refrescante bebida les tenemos buenas noticias: la cerveza NO engorda y si es ingerida de forma moderada puede tener beneficios para tu salud.

Las dudas quedaron disipadas gracias al estudio elaborado por la Asociación Italiana de Matla y Cerveceros, Asso Birra, en donde además se indicó que el índice calórico de una cerveza es muy bajo (150 calorías en una lata de 350 ml).

El estudio publicado por el medio La República detalló que la cerveza está hecha con 90% de agua y que contiene minerales como potasio y magnesio, además de microelementos como zinc y selenio, de igual forma contiene vitaminas B1 y B2, ácido fólico, fibra y la cantidad de alcohol que incluye es muy baja.

El mito respecto a que la cerveza engorda proviene probablemente del norte de Europa y de algunos países en Estados Unidos, en donde se combina con alimentos grasosos y las cantidades que se consumen son excesivas.

El estudio denominado “Los italianos y la cerveza” reveló que más del 40% de las personas  que participaron, consideraron que el consumo de cerveza es “adecuado” para una dieta saludable, sin embargo, también arrojó que aún hay personas (mujeres y jóvenes) que piensan que la bebida espumosa engorda.

Por lo pronto, y ahora que lo sabes, ya podrás disfrutar sin remordimientos de una cerveza bien fría, y si lo haces con una buena compañía te aseguramos que la disfrutarás más.

 

Tema de interés: Parque del Seguro Social: De estadio de beisbol a morgue y centro comercial

 

 

No te puedes perder...

8 alimentos que aún estando caducados los puedes consumir

Zacahuil, el platillo creado para castigar a los violadores en la época prehispánica

El nuevo HÁBITO que la gente está adoptando, QUITARSE los ZAPATOS antes de entrar a casa

Coraline, la espeluznante historia en la que se basó la película infantil