web
analytics
EN EL CENTRO
¿Qué le pasa a nuestro cuerpo cuando dejamos de tener sexo?

La mayoría de los estigmas en contra del sexo han desaparecido o han disminuido en varias regiones del mundo y esto sin duda representa un avance para la sociedad, ya que el cuerpo humano está planificado para beneficiarse y gozar de las relaciones sexuales. Asimismo, se ha descubierto que un largo periodo de inactividad  del sexo, provoca efectos negativos en el cuerpo y mente de las personas.

De acuerdo con el medico psiquiatra y sexólogo, Walter Ghedin, “la vida sin sexo tiene sus consecuencias fisiológicas y anímicas”. 

En el caso de las personas sanas que solo han dejado de tener relaciones sexuales debido a la falta de una pareja sexual o como consecuencia de una elección conscientes, podrían experimentar algunos cambios físicos y psíquicos perjudiciales como, sentirse más lentos, con menos vitalidad y hambrientos de experiencias sexuales.

Tema de interés: Vitamina C y ayuno ¿Los mejores aliados contra el cáncer?

Es importante mencionar que la conexión sexual regula el estado de ánimo mediante la liberación de la hormona del bienestar, la oxitocina. Por si fuera poco, el sexo estimula también la secreción de  endorfinas que elevan el estado de ánimo.  Sin el beneficio de estas hormonas, las personas pueden sentirse un poco más deprimidas.

De acuerdo con una investigación publicada en la revista médica Frontiers in Immunology, las relaciones sexuales regulares mejoran el sistema inmunológico y preparan al cuerpo para combatir las enfermedades.

El sexólogo Ghedin explicó que los neurotransmisores que más influyen en el sexo son la dopamina, la noradrenalina y niveles adecuados de serotonina. Los dos primeros aumenta el deseo y se predispone al cuerpo a tener más energía y buen tono muscular. Por otro lado, la serotonina mejora el ánimo y permite que nos concentremos mejor en la conexión erótica

 

 

 

No te puedes perder...

Ella es Karen, la primera modelo oaxaqueña en aparecer en la portada de Vogue 

Sismo: ¿Qué debe incluir la mochila de emergencia?

Leyenda: La monja del Convento de la Concepción en el centro de la CDMX

Échate un taco de ojo con estos papás o ¿papacitos?